Inicio / De Buena Tinta / Un sábado con Chano

NOTICIAS

Un sábado con Chano

Por: Jorge Fernández Era
Fecha: 2018.07.09
Fuente: Arte por Excelencias

«Caminar tras la leyenda, intentando encontrar asideros reales que la reafirmen. Visibilizar, más allá de la anécdota, la espontánea genialidad de un hombre controversial donde los haya. Documentar las circunstancias que hicieron posible su contribución a la cultura musical cubana y al jazz. Acceder al conocimiento de hechos relevantes que, sin él saberlo ni proponérselo, hicieron de su vida un breve mito incontestable. Estos son algunos de los objetivos de este libro que
intenta recorrer con Chano Pozo el camino de su éxito en Cuba, Estados Unidos y Europa, ese éxito que parecía indetenible hasta que una bala hizo definitivo su constante coqueteo con la muerte».

Así dice la nota de contracubierta del libro /Chano Pozo. La vida (1915-1948)/, de Rosa Marquetti Torres, publicado por la Editorial Oriente y presentado en el Sábado del Libro de la Calle de Madera del Centro Histórico de la Habana Vieja con la presencia de
Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac); Juan Rodríguez Cabrera, presidente del Instituto Cubano del Libro; Nancy Hernández Contreras, vicepresidenta de dicha institución, además de prestigiosos músicos cubanos, representantes de la prensa
―/Arte por Excelencias/ entre ellos― y numeroso público.

En las palabras de presentación, el también musicólogo Radamés Giro apuntó: «Una virtud entre las muchas que tiene este libro es haber trabajado con fuentes de primera mano; eso le da un valor adicional, porque no es un libro de otro libro de otros libros, sino que fue a la documentación original, a entrevistas a las personas que conocieron a Chano Pozo, a su discografía, a los músicos que interpretaron su obra, además de un capítulo para mí totalmente inédito sobre este gran músico cubano, que es su presencia en varios países de Europa. Hasta ahora al tamborero se le había reducido a su estadía en Cuba y en Estados Unidos». Y destacó un elemento muy importante del texto de la Marquetti: «Rosa refleja muy bien la amistad de Chano con Miguelito Valdés, otro gigante de la música cubana, una amistad de una fidelidad hasta la muerte. Miguelito, más que compañero, fue el padre espiritual de Chano Pozo». Y finalizó refiriéndose a esta minuciosa investigación: «Hermoso pecado el de la exactitud».

Rosa Marquetti, quien ―volvemos a la nota de contracubierta― es licenciada en Filología por la Universidad de La Habana e investigadora musical por vocación, además de crear en el año 2014 y llevar desde esa fecha el blog «Desmemoriados. Historia de la Música Cubana», ha asumido
en Cuba, Colombia y España numerosos proyectos editoriales. Del recientemente presentado, dijo en el principal espacio de promoción del libro en la capital habanera: «Cuando casi se cumplen setenta años de su asesinato, Chano se resiste a morir de leyenda. Ha dejado lo suficiente para reaparecer una y otra vez en el imaginario de todos los que alguna vez escucharon o pronunciaron su nombre, o recordaron algún fragmento de esa vida que, sin dudas, fue un verdadero /triller/ digno de la mejor cinematografía. Chano ha decidido hacerse corpóreo y tangible, reclamando ser tenido en cuenta más allá del anecdotario acerca de las peripecias de su compleja vida, y es que su obra y legado musical merecen, junto a su anecdotario, una mayor visibilidad y reconocimiento
consciente en nuestro país, por ser no solo el genial compositor, percusionista y actor performático que fue, sino uno de los músicos cubanos que mayor influencia han ejercido en la música a nivel mundial, por su participación junto a Dizzy Gillespie en la incorporación orgánica de la percusión afrocubana al jazz».

El escritor y etnólogo Miguel Barnet destacó «la profundidad, la manera acuciosa de ir con un bisturí a la vida de este hombre, a esa riqueza personal, de esa existencia tan complicada, tan llena de prejuicios y de dolores». Y más adelante concluyó: «Es un libro mayor que va a sentar
una pauta, un modelo a seguir, porque es un libro de etno-historia, un estudio de caso que se inserta dentro de la etno-historia musicológica. Es lo que tenemos que hacer para poder captar en su dimensión global, en su dimensión espiritual la riqueza de un artista de la categoría de Chano Pozo, que aquí está tratado con un respeto y con una altura como se merecía un hombre que nació y vivió en un solar hasta que fue asesinado ― regresó a Cuba ya cadáver―, pero su espíritu está en las calles, los barrios, los solares cubanos, y en el alma de todos nosotros».

Regresar a noticias

Lo más leído de la semana