Inicio / De Buena Tinta / Música cubana en clave Jazzera

NOTICIAS

Música cubana en clave Jazzera

Por: Lorena Misetich
Fecha: 2018.04.10
Fuente: Estilo

El músico cubano Ibrahim Ferrer Jr. vuelve a Mendoza para cerrar el Festival de Godoy Cruz. Una cita con el ritmo de la isla.

Mantener vivo el legado de uno de los músicos más representativos de Cuba no es tarea menor. Pero Ibrahim Ferrer Jr. no solo fue bautizado con el mismo nombre que su padre, sino que además heredó el amor por la música y el canto.

*Para quienes no lo conocen, Ibrahim Ferrer fue uno de los máximos exponentes de la música popular cubana, y alcanzó popularidad con el proyecto Buena Vista Social Club. *Esa voz suave y pura que conquistó miles de oídos a través de un bolero o una guajira marcó a fuego a su
hijo Ibrahim, quien en 2016 lanzó un disco en homenaje a su padre.

Ese trabajo que reúne un puñado de históricas canciones del Caribe, fusionadas con el encantador y refinado sonido del jazz, cerrará la décima edición del Festival San Vicente Jazz hoy, en el teatro Plaza.

“Es la presentación del disco nuevo, en homenaje a mi padre. Se llama ‘Ibrahim canta a Ferrer’ y son canciones que él canto, con temas nuestros, cinco temas inéditos y una fusión de música popular cubana y jazz. Es fusión, no latin jazz. Canciones antiguas, boleros fusionados
con jazz, un poco de rock”, sentencia Ibrahim Ferrer Jr., argentino por adopción, que lleva más de una década viviendo en Buenos Aires y desde allí mueve los hilos de su carrera, recorriendo distintos escenarios.

–¿Cómo fue tomar un repertorio tan representativo para la carrera de tu padre y versionarlo?

–Son temas que a él le gustaba cantar. Hay cosas que quedan por dentro, que no podés hacerlas, pero están ahí. Él había venido a Buenos Aires y quedamos en hacer temas juntos. Fue a comienzos de 2005 y quedamos que cuando él volviera íbamos a hacer algo juntos. Él estaba haciendo la gira de mis sueños, el último  tour y falleció. Y me quedé con el deseo de hacer algo. Y qué mejor homenaje que cantar las canciones que podríamos haber cantado juntos. Y además poner temas inéditos nuestros. Todo fue grabado en vivo en el estudio y salió el crudo.

–¿Por qué grabarlo en vivo y no en el estudio?

–Es que el fuerte mío es el vivo, el sentimiento se transmite de piel a piel. Y si lo grabábamos de otra manera, los temas iban a estar muy arreglados. Yo quería que sonara natural y si había algún defecto, que la gente se diera cuenta. Porque el músico se tiene que sentir libre para tocar y que le salga la inspiración. Cuando  te sentás a tocar y sabés que lo estás grabando track por track, a veces lo que querés expresar no te sale. Por eso lo hicimos como en el vivo.

Desde hace más de una década, Ibrahim Ferrer Jr vive en Buenos Aires, donde desarrolló su carrera como músico, lo que le valió un premio Gardel con su álbum “Al son de un homenaje” (2008).

“Me siento argentino-cubano, cubano-argentino: el lugar que la gente me da. Voy a la isla cuando puedo a ver a la familia. Fui hace dos años y ahora no puedo ir porque estoy con mucho trabajo. Si no estoy acá en Buenos Aires voy a tocar al exterior.

–No te podés arrepentir de haber elegido el camino de la música...

–Creo que es suerte y también influye el nombre que llevo. No me gustaría hacer lo que hago y que la gente lo acepte por el nombre, sino porque le gusta lo que yo hago. A veces resulta engorroso. Cuando cometés un error te recalcan que tu padre no era así. Pero lo que me
inculcó mi padre fue respeto, sencillez y humildad. Y es lo que trato de hacer. Respeto a la gente que me va a ver. Y si no lo hago, no me respeto yo, ni el legado que dejó mi padre.


Regresar a noticias

Lo más leído de la semana